¿Qué es el efecto Barbra Streisand?


Con el caso Bisbal bastante se ha mentado el nombre de una artista estadounidense, Barbra Streisand, que da nombre a un efecto muy 2.0. Pero ¿qué es exactamente y cómo se originó el efecto Streisand? A principios de la década, Kenneth Adelman, un fotógrafo, hizo un par de fotografías aéreas de la casa de la cantante estadounidense Barbra Streisand, que se publicaron en un site especializado en fotografía, Pictoria.com.

A la cantante no le gustó nada y demandó al fotógrafo y al portal por 50 millones de dólares y, por su puesto, la desaparición de las imágenes, ya que consideraban que invadían su intimidad. Barbra Streisand quiso acabar con el problema censurándolo… pero internet devolvió el intento amplificado. Como si fuese un boomerang. La red se hizo eco de la denuncia y repitió hasta la saciedad las imágenes afectadas.

Se le fue de la mano y la cantante sólo consiguió ver como se amplificaba su problema. Y así nació el efecto Streisand: o como la red amplifica hasta límites insospechados un problema  que su protagonista sólo quiere cortar de raíz. Y así entró, por otra parte, la cantante estadounidense en todos los manuales mínimamente aceptables sobre comunicación en red.

David Bisbal es el último ejemplo claro de efecto Streisand: salió una información suya, no fue muy favorable y quiso cortarla de raíz. El escarnio al que está siendo sometido todavía continúa vivo en Twitter. Nestlè, como ya recordábamos en la crónica sobre la metedura de pata del ex-triunfito, también fue una afectada: Greenpeace produjo un vídeo muy crítico con la compañía y Nestlè lo bloqueó en YouTube. La campaña de Greenpeace (que criticaba el uso de cierto aceite de palma en la producción de KitKat) pasó de ser un éxito relativo a un boom mundial. Nestlè tuvo que acabar cambiando de proveedor de aceite de palma.

En el caso español, también fue protagonista de un efecto Streisand la portada de El Jueves secuestrada por la Justicia por incluir una caricatura de los Príncipes que invadía, según la Justicia, la intimidad y el honor de sus protagonistas. Cortar secuestro judicial la portada no hizo más que amplificar internet mediante el eco de la imagen, no quedando ni un sólo ciudadano casi sin haberla visto.

¿Quiénes serán las próximas víctimas del efecto Barbra Streisand?

, , , ,



  1. No hay Comentarios
(No será publicado)